La técnica de la filigrana

            Es una técnica decorativa utilizada en orfebrería. Se realiza reduciendo algunos metales preciosos, generalmente oro o plata, a hilos extraordinariamente delgados y de diferentes gruesos que luego se aplican a la superficie del objeto formando diseños ornamentales o bien motivos huecos. Los hilos se pueden colocar uno al lado de otro, se pueden trenzar o retorcer y en ocasiones se adornan con granos o perlitas del mismo metal.

            La filigrana tiene un origen muy antiguo, de hecho, se encontraron obras de filigrana realizadas por los etruscos, también en Grecia, en Roma y en el mundo bizantino e islámico. En España, la joyería de filigrana gozó de gran popularidad, siendo tradicionales la filigrana salmantina, la andaluza (Córdoba y Granda) y la mallorquina.

Fuente:

«Guía práctica de las antigüedades y restauración» – Glosario. Editorial Planeta- De Agostini S.A. Barcelona, España, año 1993, pp 84.