Era un fijador para el cabello usada por los hombres incluso desde la infancia. Fue elaborada y comercializada por el farmacéutico José Antonio Brancato a partir de año 1914 y se preparada en base a goma tragacanto, colorante rojo y perfume.

La “Gomina Brancato” se presentaba en un envase de vidrio y  tenía el aspecto de una gelatina espesa, ligeramente perfumada, de color rosado, con la que se embadurnaba la cabeza. El cabello quedaba endurecido, pero una vez que se secaba completamente, se cubría de una capa de polvo blanquecino, similar a la caspa. Los peinados a la gomina tuvieron su máximo exponente en Carlos Gardel entre muchos otros, luciendo cabelleras peinadas hacia atrás y siempre brillantes.

En la década de los años 20, Brancato era tan famosa que, con el tiempo, surgieron productos similares tratando de imitarla, como por ejemplo el fijador Palmolive.

Después de los años 50, la influencia de peinados más naturales y menos brillantes redujo el uso de fijadores.

Fuente:
www.scielo.org.bo
www.imdermatologico.com/