Se realizan durante el verano, normalmente los días viernes y en ellas se toma un objeto museístico relevante y se invita al donante o a los familiares, que se acerquen a nuestro Museo y cuenten historias, anécdotas y experiencias en torno a dicho objeto.

Algunas de las veladas compartidas fueron:

La Bilz de Martin – Una gaseosa de producción local, con gran reconocimiento en toda la zona. Su producción artesanal y materia prima natural dificultaron su competencia en el mercado.

La Vid y sus secretos – Una familia de descendientes de europeos compartió con el publico su experiencia en la producción de vinos en nuestra ciudad.

Sistema de audio y Música – Una noche llena de nostalgia donde la comunidad compartió y disfruto de acordes musicales de distintas épocas teniendo en cuenta las tradiciones de los primeros colonos.

El cine elisense – se compartieron anécdotas y acontecimientos en torno a los primeros cines que funcionaron en Villa Elisa.

Noche de manualidades – Intercambio de conocimientos y experiencias en torno a este tradicional arte de la confección manual y la optimización de los recursos hogareños.

El telégrafo – telegrafistas elisense y de la zona compartieron sus conocimientos y anécdotas en torno a este invento revolucionario.

Doña América, la primer partera de Villa Elisa – familiares y allegados a ella divirtieron y conmocionaron al público relatando múltiples historias en torno a esta persona reconocida por la comunidad como la primer partera elisense.

Armas antiguos y el Tiro Federal en Villa Elisa, el Fonògrafo de Velzi, El bandoneon de Petizo Piñon fueras otras de las propuestas llevadas a cabo, a fin de propiciar la inserción del museo en la comunidad y revalorar nuestro patrimonio cultural.